El matrimonio

¿Te das cuenta?, antes uno se casaba para toda la vida, ahora la gente se casa pronto para separarse antes.

¿Por qué duran tan poco los matrimonios?, ¿Se ama de otra forma?, ¿Se aguanta menos que antes?, ¿La paciencia marital es un mito?

Hay casamientos donde dura más el banquete que el matrimonio. Y se de gente que han celebrado con la misma intensidad y regocijo su despedida de soltero como su despedida de casado.

Tal vez nunca me casé por eso, porque me duraban más las novias que las esposas. Hasta el nombre es represivo…esposa…esposo… ¡que terrible nombre para atar el amor!

Solo los condenados llevan esposas.

¿Por eso os separasteis tan pronto?
Jesús Quintero

Anuncios

Por miedo

El miedo es como una cadena que nos impide caminar, como una camisa de fuerza que no nos deja movernos, como una cárcel invisible que nos priva del placer de la libertad.

Por miedo, nos quedamos sin contemplar los fantásticos paisajes que hay más allá de la frontera del temor.

Por miedo, nos negamos a caminar, a cambiar, a descubrir nuevos caminos y nuevos horizontes.

Por miedo, nos conformamos con la mediocridad y con la rutina.

Por miedo, no nos atrevemos a ser nosotros, nosotros mismos y nos negamos y nos contradecimos.

Por miedo, dejamos de hacer lo que nos gustaría y hacemos cosas que aborrecemos.

Por miedo, nos dejamos oprimir y avasallar.

Por miedo, preferimos ignorar las verdades y nos refugiamos en las mentiras.

“El miedo del hombre inventó todos los cuentos” que decía León Felipe.

Jesús Quintero

Moriré de pie

A veces, a veces tengo miedo de caer en la tentación de convertirme en un hombre que vaga sin sentido.

A veces, creo haber perdido la sana locura, el aguante de tiempos atrás. Pero no es así,… ¡conmigo no podréis! y eso que tengo miedo, tengo miedo porque nada ha cambiado y nada hemos aprendido.

Temo realmente por mí y por mi especie, porque la veo peligrar y al borde de una extinción anunciada.

Realmente estoy dispuesto a morir convencido de mis ideas, porque soy un loco libre.

Moriré de pie antes que arrodillado por culpa de una sociedad que me dice a la hora que debo desayunar, con quien acostarme y cuantas veces al día debo de hacer el amor.

Mi libertad me la quedo yo.

Moriré de pie convencido de mis ideas.
Jesús Quintero

La verdad

Para dialogar, preguntad primero, después escuchad. Entre el vivir y el soñar hay una tercera cosa… ¡adivínala! Se miente más de la cuenta por falta de fantasía, también la verdad se inventa. Todo necio confunde valor y precio. Tu verdad… ¡no!.. La verdad… y ven conmigo a buscarla, la tuya… ¡guárdatela!
Jesús Quintero

Ríete de los peligros

Mira hacia atrás y ríete de los peligros pasados. Mira hacia adelante y ríete de los peligros por venir, porque si logras que pasen sin tumbarte verás que no eran tan fieros y si te tumban definitivamente estarás descansado y no habrá ya peligro que pueda inquietarte. Ríete de los peligros, lo más que pueden hacer es matarte, pero nunca podrán quitarte el gustazo de morir sonriendo.
Jesús Quintero

Lo más importante de la vida

Lo más importante de la vida es… la vida.

Parece una perogrullada, pero te aseguro que, si lo piensas, verás que es la más sabia y profunda filosofía.

Todos nuestros problemas comienzan cuando nos olvidamos de esa verdad elemental tan básica, cuando creemos que cualquier cosa es más importante que vivir. Eso, desgraciadamente, ocurre con demasiada frecuencia. Cualquiera está dispuesto a arruinar su vida por niñerías tan simples como ganar dinero, tener más poder, llegar a ser el jefe de la empresa, ser famoso, ser admirado… Cualquiera está dispuesto a amargarse la vida por conseguir metas que no le van a ayudar a vivir más.

Si nos convenciéramos de que lo más importante de la vida es la vida nos dedicaríamos a vivir ¿no?, a vivir más, más intensamente y tal vez desaparecerían las guerras, los misiles, la carrera de armamentos.

Si nos convenciéramos de que lo más importante de la vida es la vida desaparecería el deseo de acumular riquezas, desaparecerían las prisas, la ambición, el trabajo como condena, la intolerancia, la violencia, los prejuicios, los dogmas, las cadenas.

Si nos convenciéramos de que la vida es más importante que las doctrinas, las ideologías, los credos, las convenciones sociales, los mitos y los tópicos, tal vez empezaríamos a tratarnos como iguales, a respetarnos y a querernos.

Lo más importante de la vida es la vida. Parece una tontería…pero es una gran verdad. No lo olvides, sobretodo, practícala… ¡ya verás!
Jesús Quintero

Me educaron

Me educaron para el éxito y mi mayor éxito es saber que no tengo educación.
Me educaron para competir y mi mejor competición es no competir con nadie.
Me educaron para ser fuerte pero esta asignatura, la tengo pendiente.
Me educaron para ser firme y mi firmeza es como el junco de la rivera que se inclina, amable, con el soplo bondadoso de la brisa.
Me educaron para ser valeroso y aún me da miedo la oscuridad.
Me educaron para amar al prójimo pero el prójimo, por lo que veo, no lo educaron para que me amara.
Me educaron para ser decidido y mi primera decisión está por tomar.
Creo que nunca quisieron educarme, tal vez, tomarme.
Ahora soy como un caballo salvaje que se encabrita no más quieran colocarme la brida de la educación. Soy un loco, estoy loco. ¡Allá los cuerdos con su educación!

Jesús Quintero